Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud

Cómo establecer prioridades

Actualizado: 12 de dic de 2019

¡Tanto para hacer y tan poco tiempo para hacerlo!

¡Pero no tiene por qué ser así! La vida puede ser diferente … si estamos dispuestos a

que así sea. Para ello, vamos a considerar algunos aspectos que tienen que ver con este

tema. Uno es el ritmo de nuestra vida, otro es establecer prioridades y el tercero es

cómo organizarnos.



El ritmo de nuestra vida

Si eres como yo y la mayoría de las personas en nuestra sociedad, llevas un ritmo de

vida frenético que sólo va empeorando con el paso del tiempo. A veces parece que como si hubiera llegado el circo: computadoras, laptops, Internet, correo electrónico y celulares; escuela, trabajo, reuniones, eventos deportivos, vida social y conferencias; aviones, trenes y automóviles; tarjetas de crédito, compras en línea, fuera de línea y mientras hacemos línea; películas, DVDs y CDs; acciones, bonos y fondos de inversiones. ¡Y mucho más!


Cómo establecemos prioridades

Una prioridad es algo que uno valora y califica de acuerdo con el valor que le da. Lo ideal sería que invirtiéramos nuestro tiempo de acuerdo con la forma en que ordenamos nuestras prioridades. Entonces, preguntémonos: si alguien observara cómo invertimos nuestro tiempo, ¿podría darse cuenta de cuáles son nuestras prioridades? Si no es así, es hora de evaluar cómo priorizamos.


Estrategias para organizarte y establecer prioridades

Si te resulta difícil organizarte y establecer prioridades, en gran o en pequeña escala, esto es lo que te sugiero:

  1. Haz una lista de las personas y cosas más importantes de tu vida y luego, con ella en mente, prioriza lo que quieres lograr.

  2. Espera lo inesperado.

  3. Sé realista al establecer tus metas.

  4. Trata de aprender de quienes parecen tener sus prioridades en orden.

  5. Dedica unos minutos al comienzo del día para organizar tus pensamientos, objetivos y tareas.

  6. ¡No compliques las tareas diarias más de lo necesario!

  7. Deshazte de todo lo que no necesitas en tu vida. (Y no me estoy refiriendo sólo a cosas tangibles.)

  8. Recuerda que el día sólo tiene 24 horas.

  9. Sé consciente de tus fortalezas y tus limitaciones, y no permitas que otros controlen tus acciones y decisiones de acuerdo con “quién” o “qué” piensan que tú deberías ser.


Si tus prioridades están fuera de control, desecha tus viejas costumbres. Decidir qué está fuera de control puede incluir el darse cuenta de que las cosas que valoras, tu ritmo de vida o tus actitudes, no son saludables o apropiadas. Quizás valga la pena que te hagas las siguientes preguntas.


¿Estoy lastimando a otros con mis acciones?

¿Estoy disconforme con la forma en que están yendo las cosas en tu vida? Si tu respuesta a alguna de estas preguntas es no, sigue adelante.


Comienza de nuevo

Hoy mismo puedes resolver que vas a comenzar de nuevo. Para ello, el primer paso que vas a dar es establecer tus prioridades. Pídele a algún familiar y/o amigo que te ayude en el proceso y que te haga responsable de cumplir con lo que te has propuesto para así evitar caer en tus viejos hábitos.


No te asustes si no logras todas tus metas. ¡Perdónate cuando te equivocas! Y pide perdón si le has causado un problema a otra persona porque tus prioridades se descontrolaron.


Disfruta de la satisfacción

Disfruta de la satisfacción que encuentras en ...

1. poder pasar más tiempo con las personas que más te importan;

2. no cargarte de culpas cuando no logras todo (muchas cosas pueden esperar hasta otro día);

3. aprender a disfrutar el tiempo con el que Dios te ha bendecido, en vez de vivir una vida caótica;

4. pedirle a Dios que te ayude a aprender a estar contento, más allá de las circunstancias.


Y finalmente ... ¡vive en libertad!

Cuando conducía esa madrugada de regreso a casa, después de mi desayuno, vi un letrero frente a una iglesia que decía: «¿Sabes que eres la prioridad número uno de Dios?” No pude menos que sonreír. Toda esta charla sobre prioridades y allí había una señal recordándome la lista de prioridades de Dios. Mi nombre está justo al principio de su lista … y el tuyo también.


Dios quiere asegurarse de que sepamos que Él ofrece su perdón, su aceptación y amor completos y el regalo del cielo, a todos los que creen en su Hijo Jesucristo. Jesús vino al mundo a dar su vida en la cruz y levantarse de entre los muertos, para liberarnos de la culpa de nuestros pecados ante el Padre celestial. Su inmenso amor por nosotros nos ha puesto al principio de la lista de prioridades de Dios … ¡para siempre!


Ese amor nos libera para que podamos vivir una vida nueva para Él. No sé cómo es contigo, pero a mí esto me mueve a querer responder en gratitud. ¡Quiero que ÉL sea mi prioridad número uno! Y esto afecta la forma en que organizo la vida con la que Dios me ha bendecido.


#prioridades #consejo #metas

____________________________________________________


Fuente: folleto "Cómo establecer prioridades" - © 2019 CPTLN / Cristo Para Todas Las Naciones, división hispana de Lutheran Hour Ministries.

Cada semana recibe un Tema sobre la Vida, en tu buzón.

SUSCRÍBETE AQUÍ