Mujer Completa



Ser mujer hoy en día es un tremendo reto. Es un desafío realizarse como persona, en su rol de mujer casada, soltera, viuda, madre, profesional, o simplemente amiga. Sin duda existen grandes obstáculos para llegar a ser la mujer que quisiera ser. La sociedad a menudo degrada a la mujer tratándola como a un objeto, confundiendo de esta manera su propósito en la vida y aún más, menospreciando su integridad como ser humano.


Toda mujer necesita conocer y poner en práctica los valores necesarios para desarrollar su propia personalidad. Aunque es difícil, es posible aprender a mantener un equilibrio entre la responsabilidad hacia sí misma, su familia, los quehaceres del hogar, las demandas del trabajo o profesión y la necesidad de cultivar sus amistades.


Pero, ¡cuidado! Es fácil dejarse atrapar por presiones tales como conservar la belleza física, o vivir según las normas establecidas por un materialismo exagerado, descuidando aspectos fundamentales de la vida como: el afecto, la honradez, el amor a sí misma y a los demás, y la confianza en Dios.


No hay una receta mágica para ser mujer. Tampoco lo hay para solucionar muchas de las agobiantes situaciones que vive la mujer actual. Sin embargo, más allá de su edad, su pasado, o su presente, usted puede realizarse plenamente como mujer.


El hecho de que nuestras mentes sean demasiado limitadas para descubrir el camino de la realización personal, no significa que el camino no exista. Jesús dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida". (San Juan 14:6) Este hecho fundamental es lo que permite transitar la senda del descubrimiento y desarrollo de todo el potencial que Dios le ha dado. Cabe aclarar que esto no es algo mágico, el mismo apóstol San Pablo dijo: "No quiero decir que ya lo haya conseguido todo, ni que ya sea perfecto, pero sigo adelante con la esperanza de alcanzarlo, puesto que Cristo Jesús me alcanzó primero. Hermanos, no digo que yo mismo ya lo haya alcanzado, lo que si hago es olvidarme de lo que queda atrás; y esforzarme por alcanzar lo que está delante, para llegar a la meta y ganar el premio que Dios nos llama a recibir por medio de Cristo Jesús" (Filipenses 3:12-14).


Todos necesitamos entender la razón de nuestra existencia y para ello necesitamos la orientación de Dios. Él nos ama con acciones concretas, dándonos un propósito positivo en la vida, así como el vigor y la capacidad de caminar hacia la plenitud de nuestro potencial humano. Él nos brinda la salvación y vida eterna como un regalo, un don incomparable, por medio de la fe en Su Hijo Jesucristo, nacido de la mujer más dichosa de todos los tiempos.


¡Confíe en Dios!

Comience a transitar el camino de su realización como mujer.



Fuente: Extracto folleto "Mujer Completa" (CPTLN)


Regístrate aquí

y recibe Artículos de tu interés en tu buzón de correo electrónico.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud