La terapia de Dios



“Lo amamos. Estaba deprimido, pero cuando cambió de actitud, parecía estar mejorando. Nos sentimos culpables por no haber leído las señales y evitar esta tragedia ”.


“Un dolor tan grande, una culpa abrumadora. Pensé que la gente y el mundo estarían mejor sin mí. Gracias a Dios, no pude. Hoy veo cómo el sufrimiento me cegó ”.


Escuché este tipo de informes de familiares y amigos que sufrieron la pérdida de un ser querido que se quitó la vida. También de personas que lo intentaron, pero fracasaron. Reconocieron que Dios los liberó y proveyó para la preservación de la vida.


¿Te identificaste con alguna de estas situaciones? Este mes de septiembre comenzamos a dialogar respecto a este tema del suicidio.


El suicidio no es la voluntad de Dios. Dios nos dio la vida, la quita cuando lo considera oportuno. El sufrimiento, sin embargo, puede ser tan grande que uno no necesariamente quiere matar la vida, sino acabar con el dolor insoportable.


Esto me recuerda el texto bíblico de 1 Reyes 19.4, cuando Elías le dijo a Dios: “¡Ya basta, Señor Dios! ¡Acaba con mi vida!»


Dirías que Elías le pidió a Dios que le quitara la vida y no piensa en tomar esta acción él mismo, pero si miramos el contexto, estaba deprimido, se fue al desierto sin agua ni comida y se acostó debajo de un árbol. La muerte vendría de todos modos.


Sin embargo, Dios viene a él y le brinda tratamiento físico: comida, agua y ejercicio. Emocional: Elías puede desahogarse. Espiritual: Dios mismo estaba proporcionando la solución a lo que parecía imposible.


Qué interesante este gesto de amor. Cuando Dios lo encontró, también viene a nosotros en su Palabra consoladora. Esa palabra apunta a Jesús, quien cargó con nuestro sufrimiento. Y Dios también envía seres queridos que pueden ayudarnos.


No desistas. Hay una manera. ¡¡A través de este texto, Dios te está hablando!!



*Artículo escrito por Flávio Luis Horlle, psicólogo y pastor en Paraná – Brasil / para Vivenciar.net

¡Conéctate con nuestro portal de acompañamiento digital: www.vivenciar.net!

O descarga la App “Vivenciar.net” desde Google Play o App Store.




Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud