Yo pongo mi esperanza en Dios



¿Cuántas veces te has despertado sintiéndote débil, agobiado, presionado por una serie de problemas que se acumulan en el día a día? En esos momentos nos preguntamos: ¿Por qué estoy tan triste? ¿Por qué estoy tan afligido? La mayoría de las personas ya tuvo, y aun tiene, momentos así. ¿Y qué puedes hacer? ¿Dónde buscar ayuda? Veamos la actitud del autor del Salmo 43, que encontrándose en la misma situación de tristeza y miedo dijo: “Mi esperanza he puesto en Dios, a quien todavía seguiré alabando. ¡Él es mi Dios y salvador!”. Y es exactamente lo que tú debes hacer hoy: poner tu esperanza en Dios, pues solamente en Él encontrarás fuerza, ánimo y coraje para enfrentar tus problemas. Deja que la Palabra de Dios te convenza de que Jesucristo es tu Salvador y tu Dios.


Oremos: Amado Salvador Jesús, ayúdame a enfrentar la vida con la certeza de que siempre tendré Tu compañía, Tu amor y Tu perdón. Fortalece mi confianza en Ti, para que mi corazón se alegre y mis labios profesen que Jesús es mi Salvador y mi Dios. En el nombre de Jesús. Amén.


Lectura: Salmos 43:1-5



 

¿Encontraste una voz de aliento en este mensaje?


Regístrate aquí

y empieza a recibir cada semana en tu buzón de correo electrónico

o descarga la App Mensajes de Esperanza en Google Play o App Store.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo