¿Derrotados o victoriosos?



Victoria y derrota son dos conceptos que aparecen en nuestro día a día. Pero son dos conceptos que no son fáciles de comprender. No siempre lo que parece ser una victoria, realmente lo es, y ni siempre lo que parece ser una derrota, realmente lo sea. El ladrón que roba un banco y consigue huir, parece que fue victorioso en su acto, pero ¿realmente lo fue? ¿Obtuvo ventaja? El día del juicio delante de Dios, ¿conseguirá escapar? El esposo o esposa que traiciona a su cónyuge, sin que éste le descubra, ¿es victorioso? Acordémonos de Jesús, Él murió, pero la victoria estaba con Él. Nosotros solamente tendremos victorias en la vida si cuidamos de nuestras acciones a la luz de Dios. Él transforma todas nuestras derrotas en victorias.


Oremos: Padre Celestial, ayúdame para que yo esté siempre contigo; así, no necesito temer nada en este mundo. Con Tu ayuda y protección, estoy seguro. No permitas que me deje seducir por falsas victorias. Amén.


Regístrate aquí

y recibe Mensajes de Esperanza cada semana en tu buzón de correo electrónico.

También puedes descargar en tu móvil Mensajes de Esperanza.

Sólo busca y descarga la App “Mensajes de Esperanza” en Google Play o App Store.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud