top of page

Si no te queda, no te cortes



Entonces él les dijo: «¿Cómo pueden decir que el Cristo es hijo de David?... Y si David lo llama Señor, ¿cómo entonces puede ser su hijo?» Lucas 20:41, 44


¿Quién en su sano juicio se cortaría un pedazo de dedo porque un anillo no le entra? ¿Quién se cortaría un pedazo de pie porque el zapato no le queda? Algo muy parecido hicieron los fariseos de la época de Jesús (y quizá lo hacemos también hoy). Algunas personas dejan que su razón se interponga entre ellos y las promesas de Dios para sus vidas. Pero hay otros, como los fariseos de este pasaje, que permitían que su razón redujera la verdad de las Escrituras para que les cupiera en sus mentes limitadas. Ellos creían que Jesús era solamente hijo de David y no verdadero Dios, porque no podían entender que Cristo pudiera ser 100% hombre y 100% Dios. Pero, "las armas con las que luchamos no son las de este mundo, sino las poderosas armas de Dios, capaces de destruir fortalezas y de desbaratar argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y de llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo" (2 Corintios 10:4-5), así que Jesús les explica a los fariseos (y a nosotros), con las Escrituras, que él es nuestro Señor y Señor de David por su muerte y resurrección y nos llama al arrepentimiento, porque el concepto que tenemos acerca de él muchas veces no concuerda con las Escrituras. Entonces él nos perdona y nos recuerda que "... de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna" (Juan 3:16). ¿Quién en su sano juicio quisiera cortar esta gran y hermosa verdad para que quepa en su mente limitada? ORACIÓN: Padre, gracias por amarme tanto que me diste a Cristo y la vida eterna. No permitas que mi razón se atreva a reducir la verdad y grandeza de tus Palabras para mí. Para reflexionar: * Medita un momento en las verdades de Dios para ti y tu familia. * ¿Qué puedes hacer para aprender cada día más acerca de la voluntad de Dios para tu vida? Diaconisa Noemí Guerra



 

© Copyright 2022 Cristo Para Todas Las Naciones

 

¿Esta reflexión ha hablado a tu corazón?


y recibe más reflexiones como ésta cada semana

en tu buzón de correo electrónico.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page