Responsabilidades



Después de que los sabios partieron, un ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allá hasta que yo te diga, porque Herodes buscará al niño para matarlo." Cuando él despertó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto, y se quedó allá hasta la muerte de Herodes. (Mateo 2:13-15a)


Me sorprende la confianza que Dios depositó en José. Cuando la vida de Jesús se ve amenazada, Dios no le manda al rey Herodes un ataque al corazón, ni lleva a Jesús a un lugar seguro en un torbellino. Más bien, habla con José, el padre terrenal de Jesús y le confía el cuidado de su propio Hijo.


Y José obedece. Como creyente, José hace lo que Dios le dice. Como padre, José hace todo lo que está a su alcance para mantener a salvo a su pequeña familia. No espera elogios por ello. Simplemente lo hace.


Esto también es cierto para nosotros. Todos tenemos responsabilidades que Dios nos ha dado en nuestras familias, en nuestras comunidades o iglesias, en el trabajo, en la escuela. Lo que hacemos puede parecer pequeño, ordinario, es lo que haría cualquier persona decente. Pero Dios lo usa para bien, incluso más allá de lo que nos imaginamos.


¿No es sorprendente que Dios haya bajado del cielo a la tierra para convertirse en hombre, carpintero, maestro itinerante y sanador? Lo más probable es que de ese taller de Nazaret nunca hayan salido mesas mal hechas. Lo que Jesús hizo, lo hizo en obediencia y con todo su amor, ya sea sanando enfermos o salvando a todas las personas del mundo a través de su muerte y resurrección. Y ahora él nos confía su obra en el mundo.


Señor Jesús, muéstrame lo que quieres que haga y ayúdame a hacerlo bien con la ayuda de tu Espíritu. Amén.


Para reflexionar:


* Nombra una responsabilidad que Dios te ha confiado.

* ¿Alguna vez has sentido que tu trabajo no importaba?

* ¿Recuerdas a alguien que al cumplir con su responsabilidad, por más pequeña que haya sido, marcó una diferencia en tu vida?


Dra. Kari Vo


 

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

 

¿Esta reflexión ha hablado a tu corazón?


Regístrate aquí

y recibe más reflexiones como ésta cada semana

en tu buzón de correo electrónico.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo