Respetando a los padres



Es triste cuando vemos hijos dirigirse a sus padres con falta de cariño y muchas veces, incluso, de manera ruda. Dios nos dio un mandamiento que dice: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da” (Éxodo 20:12). Eso quiere decir que la manera con la que tratamos a los padres debe ser tal que ellos se sientan honrados y orgullosos de tenernos como hijos. Y eso no es un pedido de personas, sino algo que viene del mismo Dios. Los padres son dignos de toda honra, nos dieron la vida, nos cuidaron y velaron por nosotros hasta crecer. Dios los puso como autoridad sobre los hijos y como tales, deben encaminarlos en buenos pasos, en el conocimiento, sabiduría y amor de Dios. Tratemos a nuestros padres con toda honra y amor. Simplemente porque son padres. Esta es la voluntad de nuestro Dios para nuestro bien.

Oremos: Querido Padre, permite que en todos los lugares, empezando por mí, los hijos traten a sus padres con la honra y amor del cual son dignos. Amén. Lectura: Éxodo 20:12



 

¿Encontraste una voz de aliento en este mensaje?


Regístrate aquí

y empieza a recibir cada semana en tu buzón de correo electrónico

o descarga la App Mensajes de Esperanza en Google Play o App Store.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo