Reglas para el Hogar

Actualizado: oct 22


¿Te gustaría manejar si no existieran límites de velocidad, semáforos y señalizaciones en las calles? Incluso, es difícil imaginar la confusión y la pérdida de vidas a lo que esto llevaría. Necesitamos de las normas de tránsito. ¿En nuestro hogar son necesarias las normas? Por supuesto que sí. En el hogar donde los principios son seguidos, probablemente habrá menos conflictos y discordias. El niño se siente confundido cuando las reglas son hechas a las apuradas y después canceladas sin previo aviso.


La mayor parte de las discusiones familiares tienen origen en la confusión y en la falta de comprensión. Siempre que reglas son establecidas, nuestros hijos no tendrán que enfrentar exigencias contradictorias y aprenderán lo que es correcto y lo que está mal. Dichoso el niño que recibe la orientación de padres esclarecidos. Feliz el niño que tiene padres que lo enseñan a reconocer sus fallas, que conocen a Dios y ponen su confianza en Él.


Feliz el niño que puede ver en sus padres un ejemplo de vida coherente y una consagración a la gran tarea de educar los hijos, basados en la sabiduría y amor del Señor.


Oremos: Señor Dios, permite que en mi hogar reine Tu voluntad y el amor que nos has enseñado. Y que todos nosotros tengamos Jesús como nuestro Salvador. Amén.  


¿Encontraste una voz de aliento en este mensaje?


Regístrate aquí

y empieza a recibir cada semana en tu buzón de correo electrónico

o descarga la App Mensajes de Esperanza en Google Play o App Store.



6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo