Momentos importantes



Seis días después, Jesús se llevó aparte a Pedro, Jacobo y Juan. Los llevó a un monte alto, y allí se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron resplandecientes y muy blancos, como la nieve. ¡Nadie en este mundo que los lavara podría dejarlos tan blancos! Y se les aparecieron Elías y Moisés, y hablaban con Jesús. Pedro le dijo entonces a Jesús: «Maestro, ¡qué bueno es para nosotros estar aquí! Vamos a hacer tres cobertizos; uno para ti, otro para Moisés, y otro para Elías.» Y es que no sabía qué decir, pues todos estaban espantados. En eso, vino una nube y les hizo sombra. Y desde la nube se oyó una voz que decía: «Éste es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!» Miraron a su alrededor, pero no vieron a nadie; sólo Jesús estaba con ellos. 9 Mientras bajaban del monte, Jesús les mandó que no dijeran a nadie nada de lo que habían visto, hasta que el Hijo del Hombre hubiera resucitado de los muertos. Marcos 9:2-9


¿Cuáles han sido los momentos más importantes de tu vida: tu graduación de la escuela secundaria o la universidad, tu matrimonio, tu primer hijo, tu último ascenso? Estos son momentos cruciales en nuestras vidas, ¿no es así? Después de que ocurren, todo lo demás es un poco diferente, a veces muy diferente.


Cuán convincente debe haber sido la transfiguración de Jesús para Pedro, Santiago y Juan. Justo antes de presenciar este espectáculo en la cima de la montaña, habían visto a Jesús en acción: alimentando a 4.000 personas con algunas hogazas de pan y pescado; sanando a un sordo y a un ciego; y diciéndoles a sus discípulos que iba a sufrir mucho a manos de los ancianos judíos, los principales sacerdotes y los escribas.


Fue el anuncio de Jesús de que lo iban a matar lo que no le sentó bien a Pedro. Después de todo, no mucho antes de esto, Pedro le había dicho a Jesús que creía que él era "el Cristo" del pueblo judío. Ahora, al enterarse del sufrimiento y la muerte pendientes de Jesús a manos de los judíos, Pedro se llevó a Jesús a un lado y le dijo unas palabras duras. Pero Jesús le dejó en claro que estaba perdiendo de vista el panorama general (ver Marcos 8: 27-33).


Pero me imagino que ver la transfiguración de Jesús aclararía muchas cosas para Pedro y los otros dos discípulos. Ese Hombre a quien siguieron y en quien creyeron, que silenció las tormentas y condenó la hipocresía, que sanó, sirvió y amó, ese Hombre fue confirmado como real y verdadero y digno de ser adorado por Dios el Padre: "Este es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!".


Sin duda este fue un evento histórico en la vida de esos tres discípulos, aclarando y afirmando quién era Jesús y cómo había sido enviado por el Padre.


Dios también nos aclara las cosas a nosotros en estos tiempos turbulentos cuando leemos su Palabra, a través de las aguas del Bautismo y en la celebración bendita de la Sagrada Comunión. El viene a nosotros a recordarnos, como anunció a Pedro, Santiago y Juan: "Este es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!".


ORACIÓN: Padre Celestial, enséñanos a escuchar siempre a tu Hijo, nuestro Señor y Salvador, en cuyo En Nombre oramos. Amén.


Paul Schreiber


Para reflexionar:

  • ¿Por qué crees que Jesús eligió solo a Pedro, Santiago y Juan para presenciar su transfiguración?

  • ¿Crees que sea posible no creer en Jesús y en sus enseñanzas después de ver su transfiguración?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Regístrate aquí y recibe el devocional Alimento para el Alma, cada semana en tu buzón de correo electrónico.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud