Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud

Enfrentando la vida con Actitud Positiva

El tema de la actitud y las diversas situaciones en torno a ella, que son propias del desarrollo social del ser humano y de sus relaciones con sus semejantes son objeto de estudio para la psicología social. En ese sentido, muchos estudiosos de esta

disciplina la han definido en función de los valores sociales, como el modo o la tendencia a responder positiva o negativamente ante una situación, idea, valor, objetos materiales o grupos de personas.



Las actitudes son aprendidas a través de la historia de la persona y generalmente son estados que se establecen con mayor o menor grado una vez que se forman, de manera tal que, es muy importante que nos situemos en el punto de observar nuestras

actitudes propias y reflexionar en qué tan positivos somos.


Es cierto que podemos tener grandes limitaciones, pero nuestros retos nos deben impulsar a ser perseverantes, a buscar las mejores soluciones con una actitud positiva, tomando en cuenta que todas las cosas que nos suceden es una oportunidad para reflexionar

sobre nuestro propósito en la vida y para crecer espiritualmente.


ACTITUDES QUE SE CONVIERTEN EN BARRERAS


No es suficiente hablar de una forma efectiva de pensar para resolver nuestros problemas. También necesitamos reconocer nuestras serias limitaciones. Estas son como barreras, dañinos impedimentos alrededor nuestro. En el fondo, estas actitudes negativas nos dificultan a superar nuestros problemas. Y peor aún, representan una actitud consciente o inconsciente, de arrogancia y rebeldía hacia Dios, nuestro Creador.


  • INDIFERENCIA Y APATÍA- Tener apatía e indiferencia ante un problema personal no permite a la persona tomar la iniciativa para cambiar. Para eliminar la apatía, es necesario tener el valor para admitir el problema. Cuando una persona admite su problema y halla el valor para querer superarlo, inicia el proceso que lo llevará a tomar las riendas de su vida nuevamente. Responsabilízate de tu propia vida.

  • TEMOR- Es fácil dejar que el temor sofoque nuestra creatividad Toda solución incluye e implica cierto riesgo al fracaso. Por eso quizás para muchas personas es más fácil, consciente e inconscientemente, no hacer nada. No dejes que las emociones negativas te destruyan. Los problemas sin solución pueden dejarte con mucho dolor. Haz que el problema sea una parte de tu vida, pero no dejes que sea el centro de ella.

  • DUDA- Es fácil convertir cualquier pequeña molestia en una catástrofe. No dejes que cualquier incidente menor crezca.

  • AISLAMIENTO- Mientras muchas personas buscan soluciones a sus problemas, otros piensan que es mejor aislarse de los demás, por orgullo, temor o simplemente por dudar de que otros sean capaces de ayudar. Esto es un error. Contactar a otras personas puede dar origen a nuevas y refrescantes ideas. Dios te hizo a Su imagen y te dio habilidades únicas que te hacen ser una persona verdaderamente talentosa. Los problemas que sufres no disminuyen tu capacidad ni tu dignidad. Cuando confías en Jesucristo, Él te renueva y te capacita para superar tus problemas.

  • EL ORGULLO Y EL EGOÍSMO- Acabar con nuestro orgullo y el egoísmo significa ser un instrumento de paz y crecimiento para otras personas. Muchas veces vivimos disfrazados, con máscaras de apariencias falsas y pasajeras. El perdedor es, sin duda, el amor. Usar la expresión "amor propio o amarse a sí mismo" significa tener una actitud positiva hacia nuestra persona, pero nunca a expensas de otras personas; incluye e involucra un bienestar compartido.

  • NO PERDONAR Y DEJAR QUE OTROS TE PERDONEN- Dile adiós al pasado. Se ha ido para siempre. Debemos dejar de damos golpes de pecho por los errores que hemos cometido. Cuando confesamos a Dios lo que pesa sobre nosotros, confiando que Él nos perdona, ¡por medio de Jesucristo ya Él nos ha perdonado! Muy a menudo los amigos, los parientes, y los conocidos están dispuestos a olvidar las heridas del pasado. Sí no es así, entones el problema ya no es nuestro sino de ellos.

  • LOS PENSAMIENTOS LIMITADOS- Todos necesitamos refrescar la mente con pensamientos alentadores y llenos de esperanza. No podemos esperar a sentimos liberados del sufrimiento o de la monotonía, pero sí podemos alejarnos de ellos para atraparlas maravillosas posibilidades que se presentan con cada nuevo día. Esto nos estimulará la mente para tener ideas positivas.

  • EL PENSAR QUE DIOS NOS HA ABANDONADO- Estar frente a frente con nuestra propia fragilidad ante Dios es la única vía hacia la restauración espiritual. Nuestra pena nos recuerda que la vida no fue hecha para evitar el dolor y que el amor implica aceptar el riesgo de sufrir. Pon tu vida a! cuidado de Dios. Dejar que tus emociones dominen el análisis de tus problemas sería añadir más confusión. Por eso, para desarrollar este tema, nos apoyamos en la Palabra de Dios para tratar de escuchar qué tiene que decir Dios al respecto. Tenemos la seguridad de poder llegar a Él, porque no tenemos que hacer esto o aquello para merecer Su bondad; ya Él hizo por nosotros lo que nunca, con nuestras propias fuerzas, podríamos lograr. Podemos tener la certeza que Cristo nos dice: "Te amaré pase lo que pase. Es posible que tropieces, te equivoques y caigas, pero siempre te amaré y te perdonaré".


El ser humano siempre ha estado y estará en la búsqueda de mejores opciones para desarrollarse como un individuo, cada vez más pleno y feliz. Somos seres sensibles y gracias a ello, hemos podido sobrevivir en un mundo lleno de dificultades.


Las amenazas, contrariedades y frustraciones que vivimos a diario, nos permiten, cuando se canalizan constructivamente, activarnos a luchar arduamente para crear un mundo más acorde con nuestras ideas. Pero cuando no hemos sabido entenderlas y controlarlas, nos

conducimos al odio, amargura y sufrimiento intenso. Y peor aún, cuando le damos la espalda a Dios, nuestro Creador, la vida puede tornarse en una existencia vacía y sin sentido.


#ActitudPositiva #esperanza #orientación

Extracto del folleto Enfrentando la Vida con una Actitud Positiva / Cristo Para Todas Las Naciones

Cada semana recibe un Tema sobre la Vida, en tu buzón.

SUSCRÍBETE AQUÍ