top of page

Abriendo puertas



Muchas veces, cuando oímos la Palabra de Jesús, parece que escuchamos Su voz, pero no abrimos las puertas para que Jesús entre en nuestras vidas. Él insiste: “¡Escuchen!, yo estoy llamando a la puerta: si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos.” (Apocalipsis 3:20). Si tú quieres recibir esa gracia, no hay otro camino. No cierres la puerta de tu corazón, no rechaces la invitación de Cristo. Él quiere estar en tu vida, hoy y siempre.


Oremos: Amado Dios, no permitas que mi fe sea solamente de momento, sino que transforma mi vida a cada nuevo día. Amén.


Lectura: “¡Escuchen!, yo estoy llamando a la puerta: si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos.” (Apocalipsis 3:20).


 

y recibe Mensajes de Esperanza cada semana en tu buzón de correo electrónico.

 

También puedes descargar en tu móvil Mensajes de Esperanza.

Sólo busca y descarga la App “Mensajes de Esperanza” en Google Play o App Store.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page