Usando los dones extraños para el Señor



Jesús también les dijo a sus discípulos: «Había un hombre rico, que tenía un mayordomo, el cual fue acusado de malgastar los bienes de su amo. Ese hombre llamó al mayordomo, y le dijo: "¿Qué es esto que me dicen de ti? Ríndeme cuentas de tu mayordomía, porque no puedes seguir siendo mi mayordomo." Entonces el mayordomo se puso a pensar: "¿Qué voy a hacer si mi amo me quita la mayordomía? ¿Cavar la tierra? ¡No soy capaz! ¿Pedir limosna? ¡Qué vergüenza! ¡Ya sé lo que haré! Así, cuando se me quite la mayordomía, seré bien recibido en cualquier casa." Llamó entonces a cada uno de los deudores de su amo, y al primero le dijo: "¿Cuánto le debes a mi amo?" Aquél respondió: "Cien barriles de aceite." El mayordomo le dijo: "Toma tu cuenta y, enseguida, siéntate y anota cincuenta." A otro le dijo: "Y tú, ¿cuánto debes?" Y aquél respondió: "Cien sacos de trigo." El mayordomo le dijo: "Toma tu cuenta, y anota ochenta." Y el amo elogió al mal mayordomo por haber actuado con tanta sagacidad, pues en el trato con sus semejantes los hijos de este mundo son más sagaces que los hijos de la luz. Lucas 16:1-8

La historia del mayordomo deshonesto es hilarante: el hombre no tiene absolutamente nada de moral, pero tiene mucha creatividad y sabe cómo usarla para obtener lo que quiere. Seguramente su plan funcionó durante bastante tiempo: la gente agradecida estaría dispuesta a dejarlo dormir en el sofá a cambio de su ayuda deshonesta. Es claro que hubiera sido mejor si el hombre hubiera usado su creatividad de manera honesta. ¡Jesús no nos está animando a hacer el mal! Pero Él quiere que usemos todos los dones que Dios nos ha dado, incluida la inteligencia, la creatividad y la capacidad de planificar con anticipación. Si los inicuos pueden usar estas cosas, ¡cuánto más debería hacerlo el pueblo de Dios! ¿Qué talentos o dones tienes que podrías usar para el Señor, cosas en las que tal vez nunca pensaste? Mi esposo, por ejemplo, tiene un don especial para hacer bromas, incluso hasta el punto de irritar. Puede que no pienses que eso sea un regalo de Dios, pero lo he visto usarlo para sacar a las personas de momentos de angustia o cuando quieren darse por vencidos. ¡Algunos de ellos mejoran solo para fastidiarlo! Piensa en ti mismo. ¿Tienes un sentido del humor peculiar? ¿Eres bueno en preparar café? ¿Puedes calmar a niños y animales asustados? Cualesquiera que sean las peculiaridades extrañas que Dios te haya regalado, considera devolvérselas. Después de todo, son reflejos del Dios amoroso y creativo que nos hizo a todos, y que hizo lo más escandaloso y creativo que podamos imaginar para salvarnos del poder del mal. ¿Quién podría haber imaginado a un Dios que se convertiría en un ser humano, viviría una vida difícil y permitiría que sus propias criaturas lo torturaran y lo crucificaran, todo para llevarnos restaurados a su familia como sus propios hijos? Eso es creatividad. Eso es amor. Eso es Jesús, quien murió y resucitó para hacerte suyo. ORACIÓN: Querido Señor, abre mis ojos para ver nuevas formas de servirte. Amén. Para reflexionar: * Piensa en tres dones que tengas y en las bendiciones que ellos traen a tu vida. * ¿Cómo reflejan al Dios que te hizo a Su imagen? Dra. Kari Vo



 

© Copyright 2022 Cristo Para Todas Las Naciones

 

¿Esta reflexión ha hablado a tu corazón?


Regístrate aquí

y recibe más reflexiones como ésta cada semana

en tu buzón de correo electrónico.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo