top of page

Tierra fértil



En la escuela muchos de nosotros hicimos el experimento de plantar granos de poroto en algodón mojado. Aun después de adultos, quedamos impresionados al ver los granitos germinando y formando pequeñas plantas. Pero es inútil desear que esas frágiles plantas de poroto se transformen en una plantación productiva. El algodón no sirve para brindar lo necesario para que estas plantas se desarrollen. Jesús habló sobre esto en la parábola sobre el sembrador. Las plantas crecen y dan fruto cuando caen en tierra buena. Así es la Palabra de Dios con relación al corazón del hombre. Si el corazón de una persona es buen terreno, la Palabra dará sus frutos. Y la fe viene por el oír la Palabra de Dios. ¿Qué tipo de tierra es tu corazón?

Señor Dios, yo quiero que Tu Palabra germine en mi corazón y produzca frutos que sean de tu agrado. En nombre de Jesús. Amén.

Lectura: Lucas 8:4-8



 

¿Encontraste una voz de aliento en este mensaje?


y empieza a recibir cada semana en tu buzón de correo electrónico

o descarga la App Mensajes de Esperanza en Google Play o App Store.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page