Tenemos a Jesús



Mientras Jesús caminaba junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés. Estaban echando la red al agua, porque eran pescadores. Jesús les dijo: "Síganme, y yo haré de ustedes pescadores de hombres." Enseguida, ellos dejaron sus redes y lo siguieron. Un poco más adelante, Jesús vio a otros dos hermanos, Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, quienes estaban en la barca y remendaban sus redes. Enseguida Jesús los llamó, y ellos dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, y lo siguieron. Marcos 1:16-20


Jesús no es tonto. Sabe que tiene solo tres años para divulgar el mensaje del perdón y la vida que Dios ofrece y quiere llegar a la mayor cantidad posible de personas. Sabe que la cruz está cerca y quiere usar su tiempo sabiamente. Así que busca a personas que puedan ayudarlo a correr la voz.


¿Y a quiénes encuentra? A cuatro pescadores trabajando duro. El trabajo que hacen es importante, pero Jesús tiene uno más urgente. "Síganme, y yo haré de ustedes pescadores de hombres." Y ellos lo dejan todo: redes, profesión, familia, y van tras él.


Dudo que alguno de ellos tuviera idea de cómo iban a ser los próximos años, lo que harían, en dónde vivirían y cómo terminarían sus vidas. No sabían nada de eso, pero tendrían a Jesús y Jesús los tendría a ellos, y eso era suficiente para comenzar.


También es suficiente para nosotros, ¿no es cierto? No tenemos ninguna garantía de lo que nos espera mañana, el mes que viene o el año que viene. Pero tenemos a Jesús y Jesús nos tiene a nosotros. Esa es toda la seguridad que necesitamos: que estamos en manos de Aquél que murió y resucitó por nosotros.


ORACIÓN: Señor, mantenme contigo y muéstrame la senda por la cual quieres que camine. Amén.


Dra. Kari Vo

______________________________________________________


Para reflexionar:


¿Alguna vez tu vida ha dado un giro inesperado?

¿Qué haces cuando estás nervioso o asustado?

¿Cómo te ha ayudado Jesús cuando te preocupas por el futuro?



© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones


Regístrate aquí

y recibe el devocional Alimento para el Alma,

cada semana en tu buzón de correo electrónico.

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo