Superar una pérdida para seguir adelante

Desde nuestro portal de orientación digital, Vivenciar.net, te compartimos este tema.



La pérdida de alguien muy querido puede aislarnos del mundo. También perdemos las fuerzas y el ánimo para cambiar nuestra vida. Esto es normal y cada uno tiene su propio tiempo para lidiar con esta situación. Y ninguna teoría es capaz de explicar el luto, pues la experiencia de vivir el duelo es única. Ningún hombre, por más reconocido como Sigmund Freud (padre del psicoanálisis) o Carl Jung (médico psiquiatra y psicólogo), puede transcribir este momento. Sólo quien vive sabe cómo es y, además, cada persona vivirá el dolor a su modo. La teoría no es capaz de explicar. El luto es como el amor, es una experiencia viva y uno de los grandes equívocos humanos es tratar de resumirlo a algunas líneas. Realmente nunca estaremos preparados para perder a alguien que amamos. Pero podemos amar a esa persona sabiendo que un día la perderemos. Esto no va a hacer la pérdida más o menos fácil, pero vivimos de una manera más sana.

El luto es cultural

¿Sabes que cuando vemos una película o un documental sobre una determinada cultura, resulta extraño para nosotros la forma en cómo ellos reaccionan ante la muerte? Es que cada cultura lidia con la muerte a su manera. Y nosotros también tratamos de manera muy peculiar este acontecimiento. Hay personas que pierden el piso y ya no pueden seguir adelante por sí solas. Y otras actúan de forma práctica e intentan demostrar fuerza. Lo importante es vivir y superar este momento para poder seguir adelante de la manera más segura y adecuada posible.

¿El luto es una enfermedad?

Por más que el luto se presente con síntomas físicos, como dolor de cabeza, dolor de estómago, dolor muscular, apatía y sistema inmunológico debilitado, no es una enfermedad. Es una reacción esperada y normal a la pérdida de alguien que uno ama. Por lo tanto, no es estrés o depresión o trastorno de estrés postraumático. Es simplemente luto.

Hablar de muerte es hablar de vida. Pues sí, son antagónicos, pero complementarios. Es la certeza de que vamos a morir, o sea en la transformación que ocurre en nuestro interior al pensar en nuestras pérdidas o en nuestra propia finitud.

Como siempre aconsejamos, si notas que la dificultad es demasiado grande o sientes que no puedes con los problemas por sí solo, busca ayuda profesional. Compartir con la familia, con los amigos, o, incluso, buscar una lectura apropiada pueden ser buenos comienzos, pero la ayuda profesional de psicólogos y demás profesionales de la salud podrá ser bastante beneficiosa en este sentido.


Extracto de artículo escrito por Thiago Heine, psicólogo / para Vivenciar.net


_____________________________________________________________________________

¡ENCUENTRA MÁS ORIENTACIÓN Y RECURSOS SOBRE ESTE TEMA!

Visita Vivenciar.net, nuestro portal de orientación digital

_________________________________________________________________________


¡Conéctate con nuestro portal de orientación digital! Sólo descarga la App “Vivenciar.net” desde Google Play o App Store.

Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud