top of page

Matrícula paga


En ese momento, del templo que está en el cielo salió otro ángel. También llevaba una hoz afilada. Y un ángel más salió del altar, el cual tenía poder sobre el fuego. Con fuerte voz llamó al ángel que tenía la hoz afilada, y le dijo: «Usa tu afilada hoz, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas ya están maduras.» El ángel lanzó su hoz sobre la tierra y vendimió su viña, y luego echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. Y se exprimieron las uvas en el lagar, fuera de la ciudad, y la sangre que salió del lagar les llegó a los caballos hasta los frenos, a una distancia de mil seiscientos estadios.

(Apocalipsis 14:17-20).


En la escuela a la que iban mis hijos cuando eran más pequeños, había una práctica en la que todos los estudiantes tenían que levantarse y se llamaba por nombre a los que habían pagado la matrícula para que se sentaran. Los que no eran nombrados tenían que quedarse de pie y se sentían avergonzados porque significaba que sus padres o tutores no habían pagado la matrícula. Esto hacía que, aunque los niños sacaran muy buenas notas, no pudieran seguir estudiando allí si sus responsables financieros no pagaban la matrícula.


Me imagino que algo así será en el juicio. Nuestras buenas "calificaciones" de obras no nos pueden ganar una entrada al cielo. Alguien más tiene que pagar esa "matrícula". A pesar de que el juicio final puede parecer un tema aterrador, en realidad nos brinda una razón para estar alegres. En Apocalipsis 14, Juan nos presenta la imagen de una gran cosecha, en la que los justos son separados de los impíos. Para aquellos que están en Cristo, no hay nada que temer en este juicio, porque hemos sido limpiados por la sangre de Jesús y recibimos el regalo de la vida eterna. ¡La matrícula está paga!


Amado Dios, gracias por el regalo de la salvación a través de Jesús y por la seguridad que nos da de nuestra vida eterna en ti. Amén.


Para reflexionar:


* ¿Cómo puedes compartir el motivo de tu alegría y gratitud por la salvación con quienes te rodean?

* ¿De qué manera puedes recordar diariamente la obra de Jesús en la cruz y la seguridad que tienes en tu salvación?


Diaconisa Noemí Guerra


________________________________________________________________________________


© Copyright 2023 Cristo Para Todas Las Naciones


________________________________________________________________________________



¿Esta reflexión ha hablado a tu corazón?


y recibe más reflexiones como ésta cada semana

en tu buzón de correo electrónico.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page