Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud

Logrando una Buena Comunicación

Actualizado: ene 27


Un estudio realizado en la Universidad de Piura -Perú- en el año 2013 afirma que la mayoría de personas – 70% – involucradas en la investigación, tienen relaciones interpersonales frágiles: amigos, parejas o colegas donde se entablan vínculos de corta duración. En su mayoría los datos más relevantes obtenidos pertenecían a edades jóvenes, entre los 20- 30 años. Esta fragilidad de los vínculos se caracterizaba por tratarse de relaciones con poco diálogo y poco conocimiento mutuo.


Otro factor analizado por varias investigaciones es el uso de los smartphones, tablets y laptops que muchas veces son indispensables para el trabajo o el estudio. Estos dispositivos hacen que los usuarios vayan perdiendo poco a poco el trato directo con las personas y las habilidades para comunicarse espontáneamente; se pierde lo que se conoce como el vínculo “cara a cara”.


Cuando los miembros de una familia no tienen una buena comunicación parece que nada funciona. Una familia que no se comunica enfrenta desencuentros en la rutina, en los horarios y principalmente en los objetivos en común. Un padre que no se entiende con la madre, hijos que no saben a quién prestar atención e, incluso, dudan en quién confiar, son situaciones reales y frecuentes. Si el padre y la madre no están en sintonía con sus objetivos, sus metas, la crianza de los hijos y tantos otros asuntos relativos a la convivencia, este grupo puede llegar a entrar en crisis y desfragmentarse. Por esto, una buena comunicación entre los miembros de la familia hace que todos trabajen para un mismo objetivo, un desarrollo en común. Asumir tareas, roles y responsabilidades implica, primeramente, una conversación clara de hacia donde quieren ir como familia unida, con un propósito.


Manteniendo los vínculos


Cuando tenemos dificultad para comunicarnos parece ser difícil crear vínculos con los amigos o las personas cercanas. Incluso, hacer nuevas amistades es un problema. Podemos terminar aislándonos de nuestros colegas de estudio o trabajo por estas actitudes y acostumbrarnos a ello. Esta actitud puede verse como desinterés al otro. Sin darnos cuenta estamos solos y parece que nadie se interesa demasiado por nosotros.


Reconocer que tenemos dificultad para comunicarnos es el primer paso, abrirnos a la posibilidad de generar espacios para el diálogo, simplemente haciendo preguntas triviales y oportunizando la respuesta del otro, es una forma de disponernos a conversar y a mostrarnos interesados. Quizás, al principio, sea difícil pero lograr una buena comunicación es algo que se desarrolla con el hábito, la práctica y fundamentalmente la actitud. Somos seres sociales y comunicativos por naturaleza.


La comunicación es un proceso de dos vías. Usted puede estar dispuesto a transmitir un mensaje, pero éste no se comunicará hasta que la otra persona esté recibiendo ese mensaje. Busque el tiempo correcto, el ambiente adecuado y vea si la persona está en condiciones de recibir lo que usted quiere comunicar.

Extracto de artículo escrito por Lic. Sheila Baptista – Colaboradora Vivenciar.net / para Vivenciar.net


#comunicación #relaciones #armonía


¡QUEREMOS ESCUCHARTE!

Regístrate en nuestro portal Vivenciar.net


7 vistas