Jesús está a cargo

Actualizado: abr 13

Dra. Kari Vo


Así que Judas tomó una compañía de soldados... fue allí con linternas, antorchas y armas. Pero Jesús, que sabía todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les preguntó: "¿A quién buscan?" Le respondieron: "A Jesús nazareno." Jesús les dijo: "Yo soy." ... Cuando les dijo: "Yo soy", ellos retrocedieron y cayeron por tierra. Él volvió a preguntarles: "¿A quién buscan?" Y ellos dijeron: "A Jesús nazareno." Respondió Jesús: "Ya les he dicho que yo soy. Si es a mí a quien buscan, dejen que éstos se vayan." Juan 18:3-8




¡Qué extraño debe haber sido para los soldados que fueron a arrestar a Jesús! Sin duda habían arrestado a muchas personas antes; pero Jesús debe haber sido el primero en tomar control de la escena. Observa el lenguaje: "Jesús, que sabía todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les preguntó." ¿Quién hace eso de dar un paso adelante voluntariamente para ser arrestado? Y luego confirma su identidad dos veces, en caso de que no la hayan captado la primera vez, usando el mismo nombre de Dios para sí mismo: "YO SOY" en griego, que es el nombre para sí mismo que Dios le reveló a Moisés en Éxodo 3. No es de extrañar que los soldados cayeran al suelo. Les debe haber quedado claro que no podrían hacerle nada a menos que él lo permitiera. Y Jesús, en lugar de usar su poder para salvarse, lo usó con otro propósito: "Si es a mí a quien buscan, dejen que éstos se vayan." Jesús estaba enfocado en proteger a sus seguidores. Me imagino que los soldados estaban conmocionados, pues no arrestaron a ninguno de los discípulos. Jesús se entregó y los discípulos se fueron libres. Eso es lo que Jesús ha hecho por nosotros: eligió el sufrimiento y la muerte. Él eligió esa parte para sí mismo. Pero para los discípulos y para ti eligió la libertad. Eligió protección, seguridad, libertad, vida. Esos son los regalos que compró para ti con su propia vida. ORACIÓN: Gracias, querido Señor, por darme protección y vida. Amén.


Para reflexionar:


  1. ¿Cuándo has protegido a alguien a tu propio costo?

  2. ¿Por qué protegiste a esa persona? ¿Qué te dice eso de los motivos de Jesús?


Cada semana recibe Alimento para el Alma, en tu buzón.

SUSCRÍBETE AQUÍ

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones

Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud