Confiar, ¿en qué?



¿Has pensado si tuviéramos todo lo que nos gustaría tener? ¡No habría espacio en el planeta para tantas cosas! ¿Y con quién se quedaría todo eso cuando partamos de esta tierra? Sí, porque no llevaremos nada de lo que juntamos mientras estuvimos vivos. Es ahí donde está el problema de sólo confiar en aquello que somos o en aquello que tenemos. Cuando la vida termina, realmente lo importará es si abrimos nuestro corazón a Jesucristo. Confiar en Jesús es certeza de una vida más fortalecida y con esperanzas, pues sabemos que Él está siempre a nuestro lado, en los momentos buenos y en los momentos difíciles, por los cuales todos pasamos. Y, después de pasar por todo eso, sabremos que estaremos con Él, en la vida eterna. Todo lo demás quedará atrás, excepto Su amor y paz, pues perdurarán por siempre. 


Oremos: Señor Dios y Padre, ayúdame a depositar mi confianza en Ti, y en Tu Hijo, el Salvador, para que yo viva siempre en la certeza del perdón y de la vida eterna contigo. Amén.

 

Lectura: “Nosotros somos ciudadanos del cielo y estamos esperando que del cielo venga el Salvador, el Señor Jesucristo” (Filipenses 3:20).

_________________________________________________________________________________


Regístrate aquí

y recibe Mensajes de Esperanza cada semana en tu buzón de correo electrónico.

También puedes descargar en tu móvil Mensajes de Esperanza.

Sólo busca y descarga la App “Mensajes de Esperanza” en Google Play o App Store.

Cristo para Todas Las Naciones   /  Ciudad de Panamá  . Tel: (507) 260-3464  .  cptlnpanama@gmail.com    
Un ministerio de La Hora Luterana   /   2019  Todos los Derechos Reservados 
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • Vimeo
  • YouTube
  • Issuu
  • SoundCloud